Entrenar por vatios con medidor de potencia

Hasta ahora la forma más utilizada para planificar y estructurar entrenamientos ha sido la medición de la frecuencia cardíaca. Sin embargo entrenando con medidores de potencia o de vatios nos permite tener mayor precisión sobre el esfuerzo y la intensidad de un entrenamiento, nos sirven de gran ayuda para poder planificar y controlar el entrenamiento en cada momento.

Esta herramienta nos ayuda a saber el esfuerzo que nuestros músculos ejercen sobre los pedales, así en cada momento podremos tenerlo monitorizado, por ejemplo si manteniendo una cadencia determinada aumento el desarrollo podremos saber si los vatios de potencia se reducen, se mantienen o aumentan. Este aparato electrónico es muy útil ya que en cada momento muestra nuestro trabajo real con independencia de las circunstancias externas como cambio de pendientes, resistencia aerodinámica (debido al viento en contra o a favor), etc.

La medición de frecuencia cardíaca ya no es tan fiable aunque tenga una buena aproximación, se ha visto que su registro se ve influenciado por muchos factores: el estado físico, el cansancio o la falta derecuperación, estrés, nervios o inicios de infecciones o enfermedades. A parte, la respuesta del aumento o reducción de los latidos llega un poco más tarde respecto al esfuerzo. Según un estudio, la cantidad de potencia generada durante una prueba de 2 minutos es un mejor indicador de la capacidad de la prueba en la bicicleta que la capacidad aeróbica (VO2máx).

Actualmente no es posible calcular la potencia en la natación o en la carrera, aunque algún día llegará la herramienta para poderla medir. En el ciclismo ya disponemos de ella aunque económicamente no esté al alcance de todos. Los profesionales del sector y equipos de ciclismo de élite ya la tienen y la verdad es que actualmente es el mejor método para poder entrenar, ya que su ayuda nos permite poder mejorar la potencia desarrollada y a su modo mejorar el rendimiento de cada individuo.

 

Artículo cedido por Darío Sintoni.