¿Cómo prevenir calambres y otras lesiones?

Cuando practicamos algún deporte o hacemos ejercicios regularmente, podemos sentir espasmos musculares que se deben a diferentes causas. Inclusive, podemos sufrir de calambres aún cuando no realizamos actividad física frecuentemente. Pero si consumimos alcohol, medicamentos, sufrimos insuficiencia renal o estamos en medio de un embarazo, los calambres también pueden atacarnos.

Lo cierto es que el calambre es muy doloroso, molesto y difícil de tratar, además llega de manera tan repentina que muchas veces no nos permite ni prepararnos; pero lo más importante es que el calambre, es una señal de alerta que nos está enviando nuestro cuerpo y debemos escucharlo con atención. En este artículo te contamos de manera breve qué son los calambres y lo que puedes comer para prevenirlos.

¿QUÉ ES UN CALAMBRE?

También conocido como espasmo muscular o tirón muscular, el calambre es una contracción involuntaria del músculo que causa dolor intenso y molestias a quien la padece. Debes tener cuidado de no confundir un calambre con una contractura muscular.

El dolor causado por un calambre es mucho más intenso y te verás obligado a detenerte, pero debe aliviarse pronto; en cambio la contractura muscular causa dolor menos intenso pero puede extenderse por varios días, incluso semanas, por lo que debes acudir a un médico para que pueda ser tratada.

Existen dos tipos de calambre, algunos se presentan durante el esfuerzo o actividad física lo cual te obliga a detenerte; en este caso la causa principal es el acumulamiento de desechos metabólicos en los músculos y el factor desencadenante por lo general es un movimiento brusco.

Para evitar este tipo de calambres debes, sobre todo, practicar tus ejercicios con la técnica adecuada para no lastimarte. Por otro lado, existen los calambres que se presentan durante el reposo, generalmente cuando estamos durmiendo; en este caso la causa es estiramiento de la fibra muscular o agotamiento excesivo del músculo por lo que debes ser un poco más moderado la próxima vez que realices ejercicios.

En todos los casos, el calambre es una señal de tu cuerpo que te indica cierto tipo de deficiencias. Los calambres pueden ocurrir cuando estás deshidratado y has perdido muchos electrolitos o cuando tienes deficiencias de algunos minerales como magnesio, potasio, calcio o sodio, los cuales has eliminado a través de la actividad física que realizas.

Entonces, la manera más fácil de prevenir los calambres es siendo moderado en la actividad física, y consumiendo alimentos que te ayuden a reponer los líquidos y minerales que has perdido durante el ejercicio.

Si el dolor es demasiado intenso, deberás usar relajantes musculares y consultar a un médico para prevenirlos más eficientemente.

 

¿QUÉ COMER PARA PREVENIRLOS?

Aquí te presentamos una serie de alimentos que puedes comer para prevenir los calambres y te comentamos brevemente sobre sus beneficios. Inclúyelos en tu dieta y seguro verás mejoras.

Agua: Lo principal para prevenir calambres es mantenerte bien hidratado. Durante el ejercicio se pierde mucho líquido, y con este, sales y minerales esenciales que debes reponer una vez finalizado el ejercicio. No hay ninguna duda, el agua es fundamental para tener una buena salud en todos los aspectos.

Plátano: Es quizás el alimento más popular entre deportistas y es famoso por su alto contenido de potasio, lo que lo hace efectivo para prevenir calambres. Además es un alimento rico en hierro, betacaroteno y magnesio ¿Sabías que el magnesio ayuda a relajar los músculos?

Naranja: Es una fruta rica en potasio, lo cual ayuda a fortalecer los nervios y prevenir los calambres. Puedes consumir jugo de naranja y de esta manera estarás también asegurando una buena hidratación. La naranja también es rica en vitamina C, lo que te ayuda a fortalecer tu sistema inmunitario.

Semillas y Granos: Estos alimentos son ricos en magnesio, lo cual ayuda en la relajación muscular. Además contienen aceites y grasas naturales que mantienen tu organismo funcionando adecuadamente. Incluye almendras, nueces y maní en tu dieta regular para gozar de estos beneficios.

Lácteos: Como leche, yogurt y quesos porque son ricos en calcio. El calcio es esencial para tener hueso saludables, pero es también importante para todos los tejidos del cuerpo, en especial músculos y nervios, los cuales están íntimamente relacionados con los calambres.

Aguacate: Es rico en magnesio, lo cual ayuda a la relajación de los músculos y en grasas necesarias para la salud general de los tejidos.

Brócoli: Es un alimento rico en todo tipo de minerales. Además hay miles de recetas deliciosas para comerlo; Incluye brócoli en tu dieta y estarás gozando de grandes beneficios.

Bebidas Isotónicas: Ayudan a reponer los electrolitos y a rehidratarse rápidamente, no deben ser confundidas con bebidas energéticas ya que su función es totalmente diferente. Tampoco debes abusar de estas bebidas, podría tener efectos perjudiciales en tu salud.

En conclusión, los calambres son contracciones musculares repentinas muy dolorosas y molestas, generalmente asociadas a una actividad física intensa, pero también pueden ser causados por consumo de alcohol, embarazo o menstruación, consumo de algún tipo de medicamento o insuficiencia renal. Si los calambres son recurrentes, es buena idea consultar a un especialista para tratar la causa principal, pero si estás seguro que son causados por la actividad física debes incluir en tu dieta ciertos alimentos que te puedan ayudar a prevenirlo.

Consume alimentos como plátano y naranja que son famosos por su alto contenido de potasio y por su efectividad para tratar calambres. También debes consumir semillas como nueces, maní, almendras, y otros alimentos como el aguacate que son ricos en magnesio, este mineral es fundamental en la relajación muscular.

No olvides el calcio, ya que este mineral es fundamental en la salud de todos los tejidos, particularmente huesos, músculos y nervios. Y finalmente no descuides tu hidratación; las bebidas isotónicas pueden ayudarte a reponer electrolitos y minerales perdidos durante el ejercicio, pero lo mejor es beber agua a lo largo de tu día para mantenerte bien hidratado y saludable.


Nico Salas

Entrenador Personal

hola@activopia.com

https://www.activopia.com

www.facebook.com/Activopia


Descubre nuestra colección de running: